martes, 27 de marzo de 2012

Día 29 de marzo: ¿por qué haré huelga?


Este es un blog dedicado a la medicina, la música y la cultura. Pero no rehuye los temas de actualidad y los que afectan a toda la sociedad. El médico está inmerso en esa sociedad y por eso hoy hablo como ciudadano libre y como médico, de mi postura personal ante la convocatoria en España de Huelga General para el próximo día 29 de marzo. 

El dia 29 de marzo haré huelga para expresar mi rechazo a las medidas del partido en el Gobierno: medidas que se basan en premisas ideológicas de eficacia no demostradas. La primera: que lo público es malo por naturaleza, segunda: que un despido más barato crea empleo y tercera que hay que ser austeros para salir de la crisis.  

La política desarrollada por el PP, tanto a nivel nacional como en las comunidades en las que gobierna, la inmensa mayoría, está impregnada de una idea central: adelgazar el sistema público con el argumento de que así desaparecerá la crisis. Pero no está demostrado que la crisis la haya producido el sistema público, ni los funcionarios, ni los maestros, ni las enfermeras, ni los médicos, ni los bomberos que trabajan en el sector público. Ni siquiera está demostrado que el sistema público esté hipertrofiado en España respecto a otros países europeos. A pesar de todo, ahí están los recortes de derechos laborales, las congelaciones salariales y las limitaciones presupuestarias en este ámbito. Se trata de recortar el papel del Estado en la sociedad y de hacer una determinada política con la excusa de la crisis. 

La reforma laboral abarata el despido. Y abaratar el despido tampoco ha demostrado que cree empleo. 

La austeridad está muy bien, pero la austeridad del Estado no ha demostrado que saque de la crisis a nadie. Que se lo pregunten a los griegos y demás. Esto de la austeridad se presenta como algo insoslayable, como un nuevo paradigma de obligado  cumplimiento. Pero no es cierto. Muchos reconocidos economistas llevan meses, incluso años, advirtiendo de que la austeridad por sí misma no favorece ni el crecimiento ni el empleo.

La Huelga del día 29 permite a los ciudadanos expresar nuestro rechazo a esta política. No me valen los argumentos de que las huelgas no sirven para nada, o que nos van a quitar tanto dinero en las ya menguadas nóminas, o que la reforma no afecta a los funcionarios, o que como tienen mayoría absoluta van a hacer lo que quieran. A mí, al menos, no me sirven. 

Por coherencia haré huelga.  ¿Y tú?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario