viernes, 30 de diciembre de 2011

Recorte de derechos del sector público 2012

Para 2012, el gobierno de España y el de la comunidad de Madrid, del Partido Popular, se han ensañado con los empleados públicos:

1. Rajoy nos CONGELA el sueldo, NO REPONDRA las jubilaciones y nos SUBE los impuestos.

2. Aguirre nos obliga a TRABAJAR 16 JORNADAS más al año y NO PAGARÁ si caemos ENFERMOS. En otras comunidades autónomas las medidas son similares. En todas gobierna el PP o la derecha nacionalista como el caso de Cataluña.

El tema es tan claro, tan innegable, que parece increíble, como si estuvieramos viviendo una pesadilla, un mal sueño del que estamos seguros de despertar, pero no es así. Ignacio Escolar, periodista de Público escribe hoy: Las promesas rotas, donde desgrana todos los incumplimientos de Rajoy. Este afirmó el 16 de noviembre de 2011, unos días antes de las elecciones: “No me parece justo hacer un recorte [a los funcionarios] sobre un anterior recorte y por tanto no lo contemplamos”, pero: "los funcionarios volverán a sufrir un nuevo recorte. Su sueldo sigue congelado; el neto incluso bajará en muchos casos por el aumento de la retención del IRPF. Pierden otra vez poder adquisitivo por la inflación, y por el mismo precio tendrán que trabajar dos horas y media más a la semana. No será el único aumento en su jornada laboral: como prácticamente se paraliza la reposición de funcionarios –sólo una plaza de cada diez–, tendrán que hacer también el trabajo de los compañeros que se jubilen".

Vicente Baos en su Supositorio llega a recomendar a los residentes corred, insensatos, largaos de aquí. Pero ¿a dónde se pueden ir?.

José Luis Quintana en Atensión Primaria hace hincapié en el trato a los empleados públicos de Madrid que caigan enfermos, en Arrieritos somos

¿Dónde están los sindicatos o los colegios profesionales o las sociedades científicas o los líderes del sector público?


FELIZ 2012

1 comentario:

  1. Es que me temo que los sindicatos, simplemente, han dejado de existir. Están tan apesebrados por la subvenciones que reciben, y tan absolutamente politizados, que ni están ni se les espera.

    ResponderEliminar